lunes, 3 de julio de 2017

Vuelvo por estos lares y como no... con un pedacito de mi.



Volé como nunca haber creído volar. volé como una mota de polvo arrastrada por una corriente de aire caliente. Como cuando los globos aerostáticos suben y suben, sin parar. Como esa nube de vapor que se exhala en un frío día de Diciembre. Como cuando volaba hacia tus brazos en las noches, y te encontraba buscándome.
Volé...







Fotografías: Jardín Botánico de Valencia.